Consejos básicos para una buena alimentación

En primer lugar debemos saber que una buena alimentación no va a hacer milagros, pero sí es imprescindible para que un caballo manifieste todo el potencial genético que posee y alcance su máximo rendimiento, ya sea deportivo o reproductivo. Una buena alimentación, tanto en la calidad de la dieta, como en el manejo de la misma, también ayudará a prevenir patologías.

No existe una fórmula mágica que establezca las raciones diarias de comida y que sirva para todos los caballos, cada caballo como ser vivo individual posee la suya. Sin embargo, sí hay unas normas básicas establecidas y trataremos de dar algunos consejos de manejo.

Forrajes

Los caballos son herbívoros y su sistema digestivo está diseñado para ingerir grandes cantidades de fibra larga; por este motivo, la base de la dieta de los caballos debe ser un buen pasto y/o forraje de calidad. Hay que tener claro que los piensos para equinos, por definición son complementarios de pastos y forrajes.

La estabulación, las estaciones, la geografía, la localización y otros condicionantes impiden que la mayoría de los caballos tengan acceso total o permanente a pastos. Por esta razón, es imprescindible el uso de fuentes de fibra alternativa como los ensilados y los forrajes:

  • Los forrajes base son los que pueden suministrarse a libre disposición.
  • Los forrajes complementarios son ricos en proteína, por lo que su uso debe controlarse a fin de no desequilibrar la dieta.

En Canterwalk no consideramos la paja como un forraje debido a su bajo perfil nutricional y por su elevado nivel de lignina.

Los forrajes de mayor calidad son los que están producidos antes de que la planta llegue a su maduración, ya que poseen menos cantidad de lignina, que es una fibra muy difícil de digerir.

Un buen forraje tendrá un color verdoso, será de tacto suave y olor agradable. Cuando proviene de cereales, debemos observar la semilla, que debe tener una consistencia blanda y una forma aún alargada, y no debe caerse de la vaina. Desecharemos aquellos que no cumplan estos requisitos y/o que además presenten polvo o tengan un aspecto enmohecido.

Cuando un forraje presenta un aspecto amarillento, semillas redondeadas y de tacto duro, y con muchas partes leñosas, sabemos que la planta ha sido recogida cuando alcanzó su punto máximo de maduración. Incluso los podemos considerar “pasados” cuando no hay presencia de semillas. Lo más probable es que estos forrajes tengan un nivel de lignina elevado, por lo tanto no nos interesan.

CANTIDADES TOTALES DE COMIDA POR DÍA

La manera de calcular la ración de alimento diaria se hace sobre el peso vivo del ejemplar (PV*). Por lo tanto, lo primero que tenemos que hacer es calcular el peso de nuestro caballo.

Como norma general, Canterwalk recomienda que los caballos dispongan de un forraje base ad libitum (libre disposición). En cualquier caso, la mínima cantidad de heno que debe ingerir un caballo corresponde al 1,5% de su PV.

La cantidad y tipo de concentrado (pienso) también se calcula sobre el PV, y va desde los 0,15% hasta el 1%, sin pasar nunca del 1,5% en función de:

  • Tipo de concentrado
  • Condición corporal del caballo
  • Edad
  • Tipo de actividad
  • Carga de trabajo
  • Carácter del caballo
  • Estado reproductivo
  • Estación del año
  • Calidad de los pastos o forrajes

En Canterwalk siempre recomendamos dividir la cantidad de concentrado en, al menos, 3 tomas diarias y suministrar los forrajes de manera previa.

El racionamiento del concentrado puede hacerse en 3 tomas (o más) iguales en cantidad, sin embargo, el forraje recomendamos que en la toma de la mañana y del mediodía se proporcione entre un 25% y un 30% de la ración total diaria, y por la noche suministrar el 40%-50% restante de la ración de fibra larga.

La cantidad de comida suministrada ha de ser por peso (kg), no por volumen.

Se ha de ser escrupuloso con el programa de desparasitación y el estado de la dentadura del caballo, pues influye en gran medida en su sistema digestivo.

Como norma general, las siguientes tablas pueden servir como orientación sobre las cantidades totales diarias de comida a suministrar en caballos adultos en función de su estado productivo, condición corporal, carga de actividad y PV.

  Peso vivo del caballo (kgs) % total de comida dairia sobre el PV Ingesta total de forraje diaria (kgs) Alimentación con equilibradores (kgs)
Sobrepeso 200 1,7 3 0,32
300 1,7 4,5 0,48
400 1,7 6 0,64
500 1,7 7,5 0,8
600 1,7 9 0,96
700 1,7 10,5 1,12
800 1,7 12 1,28
  Peso vivo del caballo (kgs) % total de comida dairia sobre el PV Ingesta total de forraje diaria (kgs) Concentrados (kgs)
Mantenimiento Yeguas preñadas (1-8 meses) / Trabajo ligero 200 2 3 1
300 2 4,5 1,5
400 2 6 2
500 2 7,5 2,5
600 2 9 3
700 2 10,5 3,5
800 2 12 4
  Peso vivo del caballo (kgs) % total de comida dairia sobre el PV Ingesta total de forraje diaria (kgs) Concentrados (kgs)
Yeguas Preñadas (9-11 meses) / Trabajo medio 200 2,25 3 1,5
300 2,25 4,5 2,25
400 2,25 6 3
500 2,25 7,5 3,75
600 2,25 9 4,5
700 2,25 10,5 5,25
800 2,25 12 6
  Peso vivo del caballo (kgs) % total de comida dairia sobre el PV Ingesta total de forraje diaria (kgs) Concentrados (kgs)
Ganancia de peso / Trabajo intenso/ Yeguas lactantes/ Sementales en cubrición 200 2,5 3 2
300 2,5 4,5 3
400 2,5 6 4
500 2,5 7,5 5
600 2,5 9 6
700 2,5 10,5 7
800 2,5 12 8

Condicionantes que hacen variar la cantidad de pienso:

  • La estación del año ó localización geográfica (según el tiempo y el clima).
  • La edad del caballo (potros o caballos mayores necesitarán una dosificación específicas).
  • Calidad de pastos y forrajes.

Condicionantes que hacen variar el tipo de pienso::

  • Tipo de actividad (disciplina)
  • Carácter del caballo
  • *¿Cómo calcular el Peso (PV) de tu caballo?

    Cálculo del PV según el Método del INRA (Instituto Nacional de Investigación Agronómica de Francia)

    INRA

    *PT: Medir el perímetro torácido al nivel de la 9ª costilla (justo detrás de la cruz en cm).

    *AC: Medir la altura a la cruz desde el suelo.